Llámanos (55) 5256-1322 | [email protected]

 

ABRIL 2018

Tema: Estrés

En la Ciudad de México, vivimos expuestos constantemente a un flujo de estrés continuo. El tamaño de la ciudad, el transporte, la premura de llegar a los destinos, la tensión en el trabajo, en la familia, en la comunidad, la exposición a mala alimentación, drogas, alcohol, tabaco, sonidos fuertes, son estímulos que vive el ser humano sin tregua en su cotidianidad.

El sistema nervioso está en constante tensión, por lo que los seres humanos no controlan de forma

óptima sus reacciones y tienden a ser violentos, contestar de manera excesiva y sin paciencia hacia los demás. Además, la adrenalina secretada por las glándulas suprarrenales genera una sensación de bienestar y estímulo sensorial parecida a una droga. Sin embargo, su constante presencia en el cuerpo se vuelve contraproducente, ya que mantiene al ser humano en constante estimulación del sistema nervioso simpático, el cual regula las reacciones de huida o de lucha. Por lo tanto, el cuerpo se acostumbra a la adrenalina y le es muy difícil relajarse y encontrar momentos de paz.

Si bien una cierta cantidad de estrés es saludable para el ser humano en tanto le estimula para esforzarse, lograr objetivos, llevar adelante su vida de la mejor manera posible, cuando el estrés es excesivo afecta negativamente la salud, tanto a nivel físico, como psíquico, emocional, mental, espiritual, etc. Además, es necesario aceptar que el estrés existe y que debemos vivir con él, rodeados de él y afectados por él. No obstante, esta verdad no nos tiene que paralizar sino, por el contrario, ayudarnos a buscar formas de relacionarnos con el estrés de manera moderada, saludable, encontrar elementos que nos permitan manejarlo hacia ámbitos positivos.

La respiración y la meditación son recursos que, de manera directa, pueden ayudar a las personas a enfrentarse a situaciones de estrés positivamente. Nuestro maestro Yogui Bhajan tuvo una visión a futuro muy profunda y amplia, ya que vaticinó que el principal problema del mundo, el estrés, no iba a disminuir sino que se iba a incrementar. A casi 14 años después de su muerte, estamos viendo cómo sus palabras se están haciendo realidad. ¡Te invitamos a liberar tu estrés en este mes de abril en el salón de yoga de Ikyta México y disfrutar tu vida! Sat Nam