Llámanos (55) 5256-1322 | [email protected]

Esplendor de 780 almas en Tantra Blanco iluminan México

 

Esplendor de 780 almas en Tantra Blanco iluminan México

Posted by admin in Sin categoría, Ultimas Noticias 22 May 2011
[nggallery id=4]
Por Sat Atma Singh/Compassion Times


DISTRITO FEDERAL _ Un Tantra Blanco es siempre un acontecimiento y el sábado quedó patente que para la comunidad de Kundalini Yoga de México es definitivamente el más importante del año.
Los 780 yoguis y yoguinis que llegaron de todo el país para iluminar con su esplendor un centro de convenciones de esta capital dejaron algo, o quizás sea mejor decir, sembraron algo. Aportaron con su esfuerzo, sudaron, algunos derramaron lágrimas o sintieron dolor, pero seguramente se llevaron consigo el mismo sentimiento de satisfacción y aligeramiento que puede disfrutarse después de haberse desprendido del peso de información inútil que llevamos a cuestas y de la que tenemos la posibilidad de deshacernos con el Tantra Blanco.
Aunque partieron con los primeros rayos del día, para llegar a tiempo a la cita, el primer reto se presentó para muchos en el trayecto, ya que ciertos trabajos en el Periférico desviaron el tránsito e hicieron que muchos debieran improvisar rutas para llegar hasta el centro de convenciones.
Sin embargo, una vez en el lugar todo comenzó a fluir de una manera distinta. Decenas de voluntarios de Ikyta colaboraron desde temprano para guiar a las personas desde la llegada y luego procesando las inscripciones, de las que cada uno salía con un brazalete naranja en la muñeca: la insignia que nos abría la puerta al salón del Tantra.
Llegaron grupos de varias regiones del país. tuvimos una delegación de unas 10 personas que llegó desde Tabasco y otra de tres que vinieron desde la ciudad de Mérica, Yucatán. Pero el entusiasmo de las delegaciones fue también evidente en el grupo de más de 50 personas que llegó a través del servicio de transporte que Sikh Center ofreció para los capitalinos. Claro, esa delegación también incluía personas que vinieron de Acapulco y otros estados en donde la maestra Arjan Kaur imparte el diplomado de primer nivel. Del norte también nos fue posible encontrar participantes que llegaron de Monterrey y del estado de Nayarit.
Una vez adentro, el piso cubierto con mantas blancas sobre las que cada poco habían cordones que las atravesaban de un extremo al otro para marcar el sitio donde debía formarse una hilera con parejas de participantes. Cada quien fue acomodándose conforme llegaba, algunos con pareja, otros no y debían encontrar alguien con quien se sintieran cómodos para trabajar en lo que se avecinaba.
La jornada fue intensa, comenzó poco después de las nueve de la mañana cuando como calentamiento hicimos Surya Kriya, la kriya para activar el poder del Sol, que Ikyta recomendó como práctica preparatoria para el evento. Y poco después, mientras cantábamos a Guru Ram Das, entró la facilitadora y todo se puso en marcha.
Siri Atma Kaur Khalsa fue la encargada de dirigir el evento, de servir como canal para que el Maestro, el Mahán Tantrico, Yogui Bhajan hiciera el trabajo a través de su cuerpo sutil.
Los preparativos
Organizar un Tantra es una tarea en la que prácticamente hay gente trabajando todo el año. No es cuestión de días ni semanas. Son meses de preparativos. De hecho, inmediatamente después de que se realiza, comienza el trabajo. Las mantas con que se cubre el piso son enviadas a lavar para que estén listas para el siguiente evento, por ejemplo.
Pero también es cierto que en las semanas previas el trabajo se torna frenético. Hay que pensar en todos los detalles y tomar una decisión tras otra. Arreglar el salón, acarrear todos los implementos. En fin. Una tarea en la que si no existiese un grupo de leales y confiables sevadares y el liderazgo de un equipo experimentado y comprometido, resultaría imposible de ejecutar.
Este año se informó de una serie de acontecimientos que parecieron añadirle complejidad a los preparativos.
Lo más lamentable fue el accidente que sufrió Elsa, una sevadara que se fracturó el viernes el brazo al tropezar mientras descendía las gradas del edificio donde está la sede de Ikyta mientras ayudaba a acarrear cosas para el tantra.
Tambien Sat Tara Singh, el jethadar de administración de Ikyta y uno de los engranajes principales en la ‘maquinaria’ del Tantra debió convalecer varios días por un problema de salud que lo aquejó.
Y por si fuera poco, también el viernes, después de una jornada de trabajo vertiginoso, Paviter Kaur, la responsable de diseño web y otras cosas de Ikyta, chocó su coche cuando regresaba a casa.
Algunos llaman a estos eventos desafortunados ‘karma’ pre tántrico, pero por lo que haya sido queremos expresar nuestros deseos más positivos hacia ellos y especialmente una infinita gratitud por el trabajo que hicieron.
La facilitadora
Pero no solo en lo logístico y material se requiere de un trabajo preparatorio para el Tantra. También la facilitadora, la mujer que tendrá la responsabilidad de abrir el espacio sagrado para que la tecnología tántrica funcione, realiza todo un proceso previo al gran día.
“Cada una se prepara de manera distinta. En mi caso, realizó un sadhana muy fuerte durante 40 días y medito con la fotografía de Tatrakam del Maestro”, explicó Siri Atma Kaur a Compassion Times.
Porque la maestra explica que para servir como facilitadora debe llenarse con el cuerpo sutil del Mahán Tantrico.
Actualmente hay una docena de mujeres que fueron entrenadas por Yogui Bhajan para hacer el trabajo  de facilitadoras tántricas cuando él no estuviera físicamente. Son todas mujeres y es necesario que lo sean porque tienen la sensibilidad para canalizar la energía. La directora de White Tantric Yoga (Yoga Tantra Blanco) designa a la facilitadora que irá a cada ciudad. Actualmente cada año se realiza en 37 ciudades del mundo, por lo que a cada una le toca ir a tres o cuatro.
“Cuando llegó a la ciudad, voy a dar un paseo para empaparme de su energía, para ver los monumentos para ver a la gente y sentirla”, describió Siri Atma.
Al hacerlo aquí en México encontró que en el Zócalo había una manifestación y supo de la situación que atraviesa el país con la guerra que el gobierno ha declarado al narcotráfico. “Es parte de lo que este país necesita para crecer”, consideró.
Dijo que en México sintió mucha energía del corazón, los corazones están abiertos y esitmó que lo que necesitan es confiar en eso.
De su historia personal, Siri Atma relató al auditorio que desde muy chica vivió bajo el Sikh Dharma. Su familia la crío así, pero hubo un momento en el que la rebeldía de la juventud la quiso apartar de ese camino y recuerda que entonces Yogui Bhajan le dijo:
“¿Qué quieres tú en la vida?”. “Supongo que ser feliz, como todo el mundo”, le respondió. Así que el maestro el maestro le dijo “pégate a mi entonces. Ven a vivir con nosotros, sé como nuestra hija y verás que vas a ser una reina”.
Recordó que en 1986, Yogui Bhajan comenzó a grabar la serie de videos para utilizar en los Tantras Blancos cuando él hubiera dejado su cuerpo físico y permitir así que ese legado prevaleciera. Ya en 1970, Yoguiji había desafiado la tradición de que esta práctica se mantuviera reservada a ciertos círculos de personas en el lejano Oriente, con su decisión de filmar instrucciones y capacitar a facilitadoras para que lo representaran, se aseguró de que la tecnología que él mismo catalogó como la más poderosa para remover bloqueos del subconsciente, continuara transmitiéndose.
“Nos enseño a usar su cuerpo sutil para ser las moderadoras y que fluyera la energía”, explicó.
“El nos habló de como en el Tantra el cuerpo sutil del participante se une con el del Mahán Tantrico y así es como funciona, como se filtra la energía”, explicó.
“Actualmente, hay gente y estudiantes que no lo conocieron (a Yogui Bhajan) en persona pero pueden tener una experiencia todavía más profunda de quienes sí lo conocieron” con la manera en que los Tantras Blancos se transmiten y los dirige el Mahan Tántrico desde su cuerpo sutil, expresó la facilitadora.
El tantra
La rutina que practicamos este año fue la número 11, de las 126 que están registradas en videos. Renuévate para Ser Nuevo era el título y consistió en una primera meditación de 62 minutos, seguda de una pausa y dos de kriyas 31 minutos antes del almuerzo.
Al regresar de la pausa del medio día, tuvimos una kriya que nos permitió dormir casi una hora y luego un par de intensas kriyas que removieron mucha energía, antes de la última que fue también una siesta que nos ayudó a aterrizar antes de partir.
Para cada quien es una experiencia distinta, pero eso sí, poderosa. Hubo quienes en determinada parte de la kriya se sienten mal, casi enfermos, muy golpeados energéticamente. El hombre de una pareja que estaba sentada a nuestro lado tuvo esa experiencia, dijo que creía había sido porque en cierta kriya “reprimí muchas emociones, estaba sintiendo cosas y no las dejé salir”. Después pagó las consecuencias, dijo que le dolía “toda la espalda, como si tuviera una gripe fuertísima”.
Pero hubo otras personas para quienes la experiencia resultó en general más agradable y fluida.
Siri Atma Kaur dijo que alguien se acercó a preguntarle si la serie de kriyas del tantra eran específicas para algo y ella explicó que a difierencia de los “kriyas de Kundalini Yoga que son muy específicas, en el Tantra Blanco es distinto. Su efecto es tan profundo y poderoso que no se puede contener por solo un sistema del cuerpo”.
Explicó que los kriyas del Tantra Blanco trabajan en remover los bloqueos del subconsciente y que “cada clase es una experiencia distinta para cada uno que la toma. De hecho, para algunas personas que repiten una de las sesiones que hay, cada vez es diferente”.
Al comenzar la jornada Siri Atma Kaur preguntó quienes participaban por primera vez en en un Tantra Blanco. Calculo que un poco menos de la mitad del salón levantó las manos. También preguntó quién había participado a más de 20 tantras y, para asombro de muchos, hubo un par de decenas de personas que lo han hecho.
Como saben, está prohibido tomar fotografías o video durante la realización del Tantra y en Compassion Times acatamos esas reglas, esperamos que todos lo hayan hecho. Por lo que acompañamos este artículo con algunas imágenes tomadas fuera del salón.
Detalles
En esta oportunidad el menú del almuerzo fue un delicioso plato de frijoles mung servidos con arroz, una excelente y vigorizante proteína que a muchos les gustó. Había sido antecedido por una porción de tzasiki, esa deliciosa receta griega de pepino con yogurt y ajo y una sopa de champiñones con tofu.
La asistencia de las 780 personas este año fue una de las más altas que se han tenido. En el 2010 hubo 610 participantes.
La única queja que desafortunadamente recibimos y transmitimos por esta vía fue en el puesto de venta de Ikyta, pues prácticamente fue desbordado en cada pausa por una cantidad de compradores que debían cumplir un complejo esquema para adquirir un libro, manual o un CD de tantras, por lo que muchos vieron frustrados sus repetidos intentos de adquirir lo que deseaban.
Por el resto, el bazar lució ampliamente surtido con una oferta de productos yóguicos, de belleza, alimenticios y joyas para todos los gustos (ver nota aparte).
Sat nam.

Post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.