Llámanos (55) 5256-1322 | [email protected]

CINE: The Sapphires muestran música, historia y humor

 

CINE: The Sapphires muestran música, historia y humor

Posted by admin in Sin categoría, Ultimas Noticias 14 Nov 2012
Por Sat Tara Singh/COMPASSION TIMES

(Australia, 2012. Director: Wayne Blair, Intérpretes: Deborah Mailman, Jessica Maulboy, Chris O’Dowd)

La película abre con cuatro niñas cantando en un festival familiar en alguna reservación del “outback” australiano. La historia continúa mientras las muchachas crecen y se lanzan a la aventura de formar un grupo musical y son contratadas por el ejército estadounidense para proporcionarle entretenimiento a sus tropas en Vietnam.

The Sapphires – el nombre que las chicas adoptan por ser más comercial que The Cummeraganja Songbirds – es un recorrido por toda una serie de temas y formatos que ningún cineasta prudente hubiera pensado en juntar en una sola producción. El despojo de los australianos originales, la “generación perdida” – niños de origen mulato que fueron literalmente secuestrados por las autoridades blancas, la lucha por la equidad racial y el asesinato de Martin Luther King, el Vietcong, e incluso JFK y la diáspora irlandesa desfilan uno tras otro ante los ojos atónitos del espectador como mensajes subliminales.

El filme parece un musical, pero no lo es, a pesar de contar con una selección deliciosa de música soul interpretada por las propias y talentosas actrices. Tampoco es una película de amor, ni de guerra, ni de denuncia. Su director, Wayne Blair, tampoco es un cineasta prudente. Es antes que nada, como su obra lo demuestra, un aborigen australiano que narra la historia de su gente.

The Sapphire es una historia tradicional en un mundo moderno: el viaje iniciático de cuatro mujeres negras (aunque una de ellas – la de la generación perdida – se describa como “negra pálida”) que a través de las pruebas que enfrentan y gracias a la magia del canto encuentran el punto de conexión con su tribu, con sus madres y abuelas, y con la potencia misma de la vida. Esto es lo que les da la fuerza para tocar los corazones de los hombres y transformar al mundo a su alrededor.

A través de los temas que aún impactan el mundo de hoy, Blair nos muestra en su primer largometraje un sueño mágico que data de los tiempos en que la Gran Madre Serpiente dejó su huella en las laderas de la Roca de Uluru. Sin grandes pretensiones y sirviéndose de todos los lugares comunes, The Sapphires es un soplo de aire fresco venido desde una de las culturas humanas más antiguas que aún subsisten.

El filme es narrado con gran inocencia, en el marco de una época, los años sesenta, que ya resulta encantadora por anacrónica. A lo largo del mismo va quedando plasmado el orgullo de la nación aborigen, poco a poco, con gracia y sentido del humor. El guión es delicioso, jugando con soltura con el dialecto de los “blackfellas” en los intercambios entre las cuatro cantantes y su productor. En una escena, este emigrante irlandés alcohólico y fracasado busca encontrar un punto en común con la mayor de las chicas y le pregunta por qué no le habÌan dicho que su abuelo había sido irlandés. “Es algo que tratamos de ocultar” le replica ella, en un chiste local que lo dice todo.

Al final, y después de recorrer el collage multicolor que dibuja Blair, como el arte nativo puntillista de Alice Springs, The Sapphire es una historia femenina y tradicional. Sin ser feminista por un momento, la experiencia de las cuatro chicas es una referencia directa al poder femenino divino que el mundo moderno ha olvidado, y que esta naciÛn antigua y violada por los europeos aún recuerda.

Sorry, the comment form is closed at this time.