Llámanos (55) 5256-1322 | [email protected]

Chandra Yoga acoge exitosamente langar de IKYTAMex

 

Chandra Yoga acoge exitosamente langar de IKYTAMex

Posted by admin in Sin categoría, Ultimas Noticias 19 Abr 2013

DSC_0052Por IQUI BALAM/Compassion Times

DISTRITO FEDERAL _ Por la mañana el cielo auguraba un día soleado y caluroso, típico de primavera en plena ciudad de México y poco antes de las 10 de la mañana sonó el timbre en Yoga Chandra, centro de yoga ubicado en Tlalpan, al sur de la ciudad. Debo interrumpir la clase de Hatha Yoga que impartía para contestar  el interfono.

Eran las organizadoras del Langar, con todos los utensilios e ingredientes necesarios para preparar 430 tortas vegetarianas. Yo mismo fui a hacer el pedido de bolillos. ¡430! ¿Pueden creerlo?  Costales y costales de pan para preparar deliciosas tortas.DSC_0010

El Langar proviene de la tradición Sikh, es una labor de servicio a la sociedad, se  promueve la acción de ayudar a la gente,  enseña la virtud de la igualdad de todos los seres humanos y proporciona una atmósfera donde todos son bienvenidos y protegidos.

Poco a poco fueron llegando las colaboradoras, al final se conformó un equipo de 15 personas, a cada una de las cuales aprovecho para agradecer su entrega, especialmente a la coordinadora del proyecto en la ciudad de México: Susana González.DSC_0013

Una vez reunidos, y antes de empezar con la preparación de las tortas, nos sentamos en el suelo formando un circulo y entonamos el Adi Mantra. Preparé una meditación bellísima, que encontré en el libro de El Toque del Maestro (The Master’s Touch)  la cual compartí con mucho gusto a todas, una meditación para bendecir. Bendecimos  nuestras vidas,  nuestros cuerpos,  nuestra misma existencia,  la oportunidad de estar inmersos en esto, bendecimos los alimentos que íbamos a preparar  y entramos en una atmósfera meditativa de fuerza, armonía y encanto para comenzar con nuestra labor.

Nos organizamos y  comenzamos la producción. Unos cortaban jitomate, otros aguacate, el queso, el pan o desinfectaban la lechuga. Hubo un encargado de los frijoles y la salsa. Cada grupo se concentraba en su tarea mientras esporádicamente cantábamos con la música de fondo, mantras para mantener el espacio sagrado. O en momentos platicábamos alegremente.

DSC_0066Una vez que todo estuvo cortado, hicimos un receso para comer unas tostadas de frijoles con queso, jitomate, aguacate, salsa, hidratarnos y descansar un poco. Y a continuación comenzamos a armar las tortas.  Una labor extenuante, porque tuvimos que estar parados durante horas, algunos hasta nos cortamos los dedos o las manos a la hora de rebanar los ingredientes, pero nada grave.

Al final, como fruto de nuestro esfuerzo y del trabajo en equipo  ¡430 tortas listas para ser repartidas! ¡Wahe Guruǃ

Ya como eso de las 4 de la tarde emprendimos la última fase de la misión: repartir las tortas. Salimos en dos coches rumbo a la zona de hospitales, en Tlalpan, donde hay mucha gente que pasa todo el día esperando en la calle, a pleno sol, algunos vienen de los estados y están cansados, decidimos que era el lugar perfecto para comenzar con la reparticion.

En el trayecto íbamos regalando tortas en la calle, a la gente que trabaja en las esquinas y semáforos,  a los viene-viene, a la gente que conforman el corazón de la calle, a nuestro pueblo, a nuestra raza, a todos por igual, regalamos tortas sin discrminar  si eran hombres o mujeres, ancianos o niños, clase media,  alta o baja.  Algunos no las aceptaban, otros dudaban y preguntaban, otros lo agradecían, otros nos regalaban una bendición.DSC_0003

En poco tiempo, alrededor de una hora o a lo mucho 2, ya habíamos acabado de repartir  todas las tortas, misión cumplida. Y como dice el dicho, barriga llena corazón contento. En nuestro caso la barriga no estaba tan llena, más bien ayudamos a llenar barrigas, pero el corazón sí se lleno de alegría y nuestro espíritu, rebosó de éxtasis.

Sorry, the comment form is closed at this time.